Osprey Vietnam

Visita a Osprey Vietnam

 

Una vez cada dos años, llevamos a un grupo de vendedores y medios para que visiten nuestras instalaciones en Vietnam.  El viaje les da la posibilidad de ver de primera mano nuestros sistemas únicos en su tipo y una oportunidad de comprender realmente los desafíos de desarrollar y producir mochilas.  Para comprender realmente donde estamos hoy, rebobinemos unos 15 años.

Una vez cada dos años, llevamos a un grupo de vendedores y medios para que visiten nuestras instalaciones en Vietnam.  El viaje les da la posibilidad de ver de primera mano nuestros sistemas únicos en su tipo y una oportunidad de comprender realmente los desafíos de desarrollar y producir mochilas.  Para comprender realmente donde estamos hoy, rebobinemos unos 15 años.

Como ejemplo de esto, un diseñador crea una mochila cuyo modelo luce hermoso, pero una vez que se corta el patrón y comienza el proceso de costura, ese diseño puede ser muy difícil de coser o estar mal proporcionado. Sin embargo, una alteración simple en el patrón puede hacer que la mochila pueda coserse fácil y rápidamente.  Un diseñador no puede aprender esto sin una interacción directa con las personas que están haciendo la mochila en la práctica.

Inevitablemente y fuera de nuestro control, la tercerización en EE. UU. llegaba a su fin y para el 2001 comenzamos a trabajar con fábricas coreanas, donde se fabricaban nuestros modelos más grandes de mochilas, pero la mayor parte de la producción aún estaba en Cortez.  Nuestra persistencia en esto, casi resulta en la desaparición de la compañía pero también le dio a Mike, y al resto del equipo, tiempo para definir estrategias de un sistema que mantuviera las ventajas en las que trabajamos tan arduamente por establecer y, en particular, la interacción directa con las fábricas.

Como resultado, Mike llevó a su familia a Vietnam en 2003, donde vivieron durante cuatro años.  El resultado final fue una oficina de desarrollo de productos que ahora emplea a casi 30 personas y es la base para las visitas continuas y regulares de Mike a la ciudad de Ho Chi Minh.

Como resultado, Mike llevó a su familia a Vietnam en 2003, donde vivieron durante cuatro años.  El resultado final fue una oficina de desarrollo de productos que ahora emplea a casi 30 personas y es la base para las visitas continuas y regulares de Mike a la ciudad de Ho Chi Minh.

El equipo en Vietnam trabaja en tres áreas diferentes, la primera (y posiblemente la más importante) es Diseño y muestras. Dos diseñadores trabajan a la par de Mike y el equipo en EE. UU. desarrollando conceptos y nuevos productos que después pueden materializarse en nuestros talleres de muestreo de la compañía para crear un prototipo para sentir, evaluar, probar y, luego, mejorar. Tener un taller de muestreo dedicado nos permite volver a hacer las muestras en tan solo un día y mejorar de forma continua un diseño hasta que esté realmente listo para el mercado.

Una segunda parte del equipo trabaja en "industrializar" el producto y prepararlo para la producción en masa. Esto incluye especificar cuidadosamente materiales y técnicas de fabricación para hacer productos que pasen la prueba del tiempo y maximizar la eficiencia.

Por último, un equipo de cinco inspectores controla a diario la calidad de la producción de Osprey Packs dentro de las fábricas. Trabaja para verificar el producto a medida que se crea, para asegurarse de que se eviten problemas y que las fábricas tengan los mejores sistemas vigentes para supervisar y controlar los estándares en sus más altos niveles.

Tener personal local en el país de origen ofrece beneficios tanto en la rápida comunicación como en la comprensión única de las condiciones diarias dentro de las fábricas y entre el personal, algo que muy pocas marcas lograron.

Nuestro grupo de vendedores y medios llegaron para pasar un día de educación interactivo en la oficina.  Siguiendo un recorrido, a cada cual se le designó una tarea en tres estaciones, rellenar con gomaespuma la hombrera, insertar la barra transversal en el armazón de suspensión AirSpeed™ y coser la solapa en una mochila FlapJack o FlapJill.

Realizar estas tareas le dio al grupo una idea de las habilidades necesarias para fabricar mochilas.  La gomaespuma se coloca en las hombreras jalando la tela exterior (que está cosida al revés) sobre la gomaespuma para colocarla en su lugar.  Nuestro diseño de suspensión AirSpeed™ utiliza una barra transversal en arco que tensa todo el sistema. Es un diseño simple y elegante pero requiere algunas habilidades específicas. Puedes ver nuestro video de reparación para saber cómo hacerlo.  Por último, todos adoran poner en funcionamiento una máquina de coser y el proceso de coser una mochila provocó muchas risas.  Cada persona recibió una calificación, entre 1 y 10, el máximo puntaje fue de 7.  Para empeorar las cosas, cada una de las mochilas se apartó y se volvió a coser antes de regalárselas a los invitados. 

También llevamos a nuestros invitados a realizar un recorrido de las fábricas con las que trabajamos, y a un paseo en bicicleta por la ciudad de Ho Chi Minh.  Siempre hay una gran aventura, como en nuestro paseo en bicicleta por el paso Hai Van.  Todos se van con una mejor apreciación de los productos que vendemos, así como con una perspectiva personal sobre la gente que los fabrica.  Estamos orgullosos de nuestras operaciones en Vietnam y continuaremos compartiendo lo que hacemos allí con todos nuestros clientes.

Aquí se pueden ver las fotos del viaje más reciente:

Visita con el personal                           El Director de Ventas, Brad Bates, aprende a coser     El Presidente, Tom Barnet aprende a coser

La hora del almuerzo                                            Corte de tela                                           Nos mantenemos hidratados

Recorrido en bicicleta por la ciudad de Ho Chi Minh                        Nuestro medio de transporte                                       Saludando